Ajuntament de Tirig

Historia del pueblo

Situado al Norte de Castellón a la comarca de l'Alt Maestrat, Tírig es un pequeño pueblo de 560 habitantes. Es una localidad de casas rurales sencillas, situado en una planicie y dónde destaca la iglesia parroquial Nuestra Señora del Pilar, de finales del s. XVII, que presenta en su campanario un curioso reloj de sol con los signos del zodiaco, e interesantes lienzos del s. XVIII a su interior. Desde el año 2002, un nuevo campanario con sus campanas dominan el pueblo.

La ermita de Santa Bàrbara (1603), en las afueras del pueblo, recibe todos los años la devota petición de protección de las cosechas. También en las afueras el Pozo de la Villa, construido por tropas francesas a principios del s. XIX, y el Pozo de la Cadena. El Monumento al pintor Gabriel Puig Roda, nacido al 1865 en Tírig, tiene un valor muy importante para la gente del pueblo. Los tirijans hicieron algunas reuniones con el sacerdote del pueblo para que se hiciera el monumento y decidieron dónde y como hacerlo. Todos colaboraban cómo podían, unos transportado agua, otros ponían las piedras, otros las plantas, etc. Lo hicieron todo a jornal de vila, es decir, sin cobrar por el trabajo que hacían. El monumento está formato por una piedra redonda o mola, que significa una rueda, y una montaña denominada monte, y es así como se representan los apellidos del pintor: Puig y Roda. fue el año 1965 a las fiestas del Socorro que inauguraron el monumento.

Con respecto al paisaje, está caracterizado por la presencia de almendros y de olivos, que junto a la ganadería constituye un fuerte motor económico. Importante en la formación del paisaje y de la historia de Tírig, es el barranco de la Valltorta, en los abrigos del cual podemos admirar numerosas Pinturas Rupestres, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO junto con el resto del Arte Rupestre Levantino. Junto a pequeños bosques de pino la vegetación de secano predomina, sobre la cual destacan las construcciones de piedra siento, cómo "barrancas y paredes de piedra".

La historia de Tírig y sus tierras se remonta al Mesolítico y Eneolítico (8000-2000 a.C.) cuando nuestros ancestros dominaban y habitaban los valles y abrigos del término. Posteriormente se ha relacionado con la Tiriche romana. Como municipio, en Tírig le fue concedida la Carta Puebla a Joan de Brusca en 1245, a quien se le había dado el pueblo en 1238, siento confirmada por "el maestre del Orden de Montesa" el 1375 y quedando bajo la jurisdicción de esta Orden a lo largo de toda la Edad Media. Posteriormente su historia transcurre atada a la de Salzadella, constituyendo un tranquilo núcleo rural.

Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
Portal desarrollado con Drupal